Suzanne Powell lleva casi 20 años dedicada a la vida de entrega a los demás a menor y mayor escala. Llegó a España después de terminar sus estudios universitarios y sintió la llamada de ayudar. Siguió su corazón y se fue formando en distintas disciplinas relacionadas con la salud física y mental pero sobre todo en el camino espiritual fue dónde más le motivó a expandir y llegar a los demás. Durante todos esos años ganando experiencia en proyectos humanitarios en el Oriente, Europa y Las Américas, Suzanne sintió que tenía que crear su propia fundación para poder encajar todo su trabajo dentro de una estructura compatible con sus enseñanzas y filosofía de vida. Así nació la idea de una fundación para soñar y crear a lo grande. Como dice Suzanne, creer es crear. Desde el alta de la fundación Suzanne y su equipo, no han parado.

El curso zen, que imparte Suzanne Powell, se basa sobre el control del sistema nervioso mediante la respiración consciente, la meditación y una simple práctica de los “toques zen” estimulando unos puntos energéticos/chakras para eliminar posibles bloqueos y permitir que la energía fluya correctamente por todo el cuerpo.

Con una buena práctica, constancia y disciplina se puede alcanzar un estado de paz en la mente, paz en el sistema nervioso, paz en el cuerpo físico y por lo tanto paz en el espíritu con la cual facilita conectar con la esencia y ser uno mismo.